Un fideicomiso o fidecomiso1 (del latín fideicommissum, a su vez de fides, “fe”, y commissus, “comisión”) es un contrato o convenio en virtud del cual una o más personas, llamada fideicomitente o también fiduciante, transmite bienes, cantidades de dinero o derechos, presentes o futuros, de su propiedad a otra persona (una persona física o persona jurídica, llamada fiduciaria), para que ésta administre o invierta los bienes en beneficio propio o en beneficio de un tercero, llamado fideicomisario.
Cabe señalar que, al momento de la creación del fideicomiso, ninguna de las partes es propietaria del bien objeto del fideicomiso. El fideicomiso es, por tanto, un contrato por el cual una persona destina ciertos bienes a un fin lícito determinado, encomendando la realización de ese fin a una institución fiduciaria en todas las empresas.
Los bienes afectados al fideicomiso no corren el riesgo comercial del fiduciante (el que transmite la propiedad de los bienes) ni del fiduciario (el propietario de los bienes fideicomitidos luego del vencimiento del plazo del contrato), puesto que el patrimonio que es objeto del fideicomiso no puede ser perseguido por los acreedores de ninguno de ellos, ni afectado por la quiebra de ambos o de alguno de ellos.

== Partes ==
Técnicamente, el contrato de fideicomiso se da entre dos partes (llamadas ”partes stricto sensu”): ‘fideicomitente/fiduciante’ – ‘fideicomitido/[[fiduciario]]’; aunque la relación fiduciaria se da entre 4 sujetos: los antes mencionados, más el beneficiario (que puede o no existir) y el fideicomisario;
# El fiduciante o fideicomitente’, que es la parte que transfiere a otra bienes determinados. Tiene que poseer el dominio pleno de los bienes dados en fideicomiso.
# El fiduciario, que es la parte a quien se transfieren los bienes, y que está obligada a administrarlos con la prudencia y diligencia propias del buen hombre de negocios (administrar lo ajeno como propio), que actúa sobre la base de la confianza depositada en él. Puede ser cualquier persona física o jurídica. En México el Fiduciario debe ser una persona moral autorizada para ser Fiduciaria en los términos de la Ley de Instituciones de Crédito.
# El beneficiario, que es la persona en cuyo beneficio se ha instituido el fideicomiso (puede o no existir), sin ser el destinatario final de los bienes. Pueden ser una o varias personas físicas o jurídicas.
# El fideicomisario, que es el destinatario final o natural de los bienes fideicomitidos. Normalmente, el beneficiario y el fideicomisario son una misma persona. Pero puede ocurrir que no sea la misma persona, puede ser un tercero, o el propio fiduciante.

=== Concepto legal ===
Siguiendo la doctrina del Doctor Lacruz Verdejo, Tomo V , pag. 294 Edición de 1993, transcribimos literalmente y en sentido figurado sin anacronismos :

Entre nosotros, la doctrina es dominante y define la sustitución fideicomisaria repitiendo la letra del art. 781 CC español, como aquella “en cuya virtud el testador encarga al heredero que conserve y transmita a un tercero el todo o la parte de la herencia”.

Mas el citado texto comete la impropiedad de hablar de “encargo” cuando se trata de un gravamen impuesto al fiduciario de modo absoluto, y también emplea inexactamente la expresión “transmitir”, porque el fiduciario no transmite los bienes al fideicomisario, sino que es la misma ley la que resuelve la titularidad y la atribuye automáticamente al segudo heredero , quedando al primero (o a sus sucesores) un deber de entregar materialmente bienes que pertenecen ya a otra persona, al menos en la mayor parte de los casos.

Estas impropiedades del art. 781 son recuerdo de un instituto romano que se halla en el origen de la sustitución: el fideicomiso , o encargo que hace un testador al nombrado heredero de que entregue enseguida la herencia a un tercero, que no es llamado como sucesor pero que va a recibir el beneficio. El heredero (fiduciario) es una especie de pantalla, un simple intermediario entre el causante y aquel a quien favorece realmente la libertad (fideicomisario).

Análisis conceptual del fideicomiso uruguayo
Fuente: 4a.ed. Montevideo : AEU, 2012, 293 p.
Resumen:
El negocio fiduciario: antecedentes. — El negocio fiduciario en el Derecho Romano. — El negocio fiduciario en el Derecho Germano. — El trust anglo sajón. — Situación en el Derecho Uruguayo previa a la sanción de la Ley No. 17.703. — El fideicomiso en la Ley No.17.703. — Concepto de fideicomiso. — Tipos de fideicomiso según su fuente. — El fideicomiso y los modos de adquirir. — Onerosidad o gratuidad de la adquisición del beneficiario. — Objeto del fideicomiso. — Dominio fiduciario – Patrimonio fiduciario. — Generalidades. — Patrimonio fiduciario. — El fideicomiso y los terceros. — Distintos conceptos de propiedad fiduciaria. — Propiedad fiduciaria. Patrimonio fiduciario. — Los sujetos en el fideicomiso. — Generalidades. — Bilateralidad o trilateralidad del negocio jurídico fideicomiso. — El beneficiario y la estipulación para otro. — El fideicomitente. — El beneficiario. — El fiduciario. — Extinción del fideicomiso. — Precisiones previas. — De las causas de extinción del fideicomiso. — Consecuencias de la extinción del fideicomiso. — El fideicomiso y la sociedad legal de bienes, una situación particular. — Clases de fideicomisos. — Introducción. — Fideicomiso de garantía. — Fideicomiso de administración. — Publicidad. — Generalidades. — Fideicomisos que tienen la aptitud para ser inscriptos. — Oponibilidad del fideicomiso inscripto. — Forma documental requerida para la inscripción. — Conclusiones. — Fideicomiso. — Sujetos del fideicomiso. — La causa del fideicomiso. — El contrato de fideicomiso es un contrato bilateral. — La trasmisión hecha por el fiduciario en favor del beneficiario o del fideicomitente. — La propiedad fiduciaria. — Patrimonio-Patrimonio fiduciario. — Publicidad. — Extinción del fideicomiso. — Fideicomiso de garantía. — Derecho de propiedad y mecanismo de tutela del crédito. — Modelos de fideicomisos. — Modelos básicos de fideicomisos inmobiliarios. — Modelo básico de fideicomiso de administración. — Modelo básico de fideicomiso tetamentario. — Apéndice normativo. Legislación nacional. — Derecho comparado
Temas
FIDEICOMISO
FIDEICOMISO TESTAMENTARIO
FIDEICOMISO DE GARANTIA
FIDEICOMISO DE ADMINISTRACION
FIDEICOMISO FINANCIERO
PROPIEDAD FIDUCIARIA
NEGOCIO FIDUCIARIO
PUBLICIDAD REGISTRAL
FORMULARIOS JURIDICOS

En 2007 sale a la venta el primer iPhone, que revoluciona el mercado pese a que al principio se burlaban de él los fabricantes de teléfonos móviles.

Apple sigue beneficiándose hoy en día de las ideas de su legendario fundador y de las bases sobre las que se asentó la firma. Foto Archivo/Vanguardia

Cupertino, EU.- La noche del 24 de agosto de hace un año, Steve Jobs dejó la presidencia de Apple. Y sólo seis semanas después murió de cáncer. Sin embargo, sus ideas siguen siendo hoy en día el motor de la firma.

Como si lo hubiera presentido: “Creo que los mejores y más innovadores días de Apple están aún por delante”, escribió Jobs hace un año en una carta abierta al decidir dejar la presidencia de su firma cuando, afectado por un cáncer, ya no soportaba el estrés del trabajo diario.

Entonces, Apple superó a la multinacional petrolera estadounidense ExxonMobil como la empresa con mayor valor bursátil en la actualidad, gracias a su éxito con el iPhone. Y ahora, Apple puede considerarse la empresa con mayor valor en Bolsa de todos los tiempos, tras el récord del lunes, cuando superó el alcanzado por Microsoft en 1999 al término de la burbuja de las dotcom, de más de 620,600 millones de dólares.

Hollywood no podría haber inventado una historia más dramática: un niño adoptivo que dejó los estudios (Steve Jobs) inventa una de las primeras computadoras personales con ayuda de un amigo (Steve Wozniak) en un garaje. La firma crece rápidamente, pero por desavenencias en la gestión, Jobs la abandona en 1985.

Cuando ante el avance de sus competidores de Windows Apple se encuentra en una difícil situación en 1997, Jobs vuelve a salvar la empresa y vuelve hacer “cool” las computadoras Mac con un nuevo diseño. Además alcanza éxitos con sus reproductores de música iPod y entra en el negocio de la venta de música y después de películas y libros, convirtiendo la firma en mucho más que una mera fabricante de computadoras.

En 2007 sale a la venta el primer iPhone, que revoluciona el mercado pese a que al principio se burlaban de él los fabricantes de teléfonos móviles e incluso su competidor, el jefe de Microsoft Steve Ballmer.

A partir de ahí, la pantalla táctil se convirtió en standard y los grandes como Nokia o el fabricante de la Balckberry Research In Motion se pusieron a temblar con el poder de mercado alcanzado por Apple. Y también los fabricantes de computadoras con el iPad, aparecido en 2010.

Apple sigue beneficiándose hoy en día de las ideas de su legendario fundador y de las bases sobre las que se asentó la firma. El iPhone sigue siendo muy rentable y el iPad contribuye en gran medida al crecimiento de la firma. Y mientras, el nuevo CEO, Tim Cook, ha conseguido asomar de las sombras de su mentor. Mientras Jobs dirigía su empresa como un príncipe su reino, Cook la ha gestionado haciendo gala de una mayor apertura.

Cook reaccionó a las críticas por las condiciones de sus empleados en China e instaló controles en las empresas productoras. El nuevo CEO de Apple escuchó también la petición de dividendos de los accionistas y los hizo regresar cuando perdió una etiqueta ecológica en Estados Unidos y pasó a ser blanco de críticas. Su predecesor apenas solía hacer caso a ese tipo de ataques.

Sin embargo, Cook se mostró inflexible en la guerra de patentes, aunque renunció a la retórica bélica de Jobs. Apple acusa a una serie de competidores de copiar su diseño y su técnica. Actualmente está en marcha el proceso de Apple contra Samsung, que gestiona un tribunal en San José, California.

Con su estilo algo seco pero amable, Cook gusta tanto a clientes como a inversores. Desde que dirige el negocio, el valor del consorcio se dobló hasta los 623.500 millones de dólares.

Los analistas bursátiles especulan para las próximas semanas y meses con la salida de un nuevo iPhone, un iPad más pequeño y una ampliación de su negocio en el sector televisivo.

“Simplemente seguimos fieles a nuestros principios y fabricamos los mejores productos”, dijo Cook recientemente. “Y mientras lo hacemos estamos convencidos de que tenemos ante nosotros un negocio muy, muy bueno”. Steve Jobs no lo habría podido decir mejor. Murió el 5 de octubre de 2011 tras una larga convalecencia.

Las denuncias de 13 trabajadores a dos abogados de Rivera destapó la olla. “Nibia Ramos es el terror acá en Rivera”, cuenta el empresario Daniel Álvez. “Compra demandas”, aseguró otro empresario, también enjuiciado por la abogada.

Desde el viernes, lo que era vox populi en la ciudad norteña, se convirtió en denuncia penal y civil. Trece trabajadores de una empresa forestal enjuiciaron a Ramos y a Robert Batista por estafa. Los trabajadores, representados por los abogados, ganaron juicios a la forestal por US$ 1 millón. Luego, fueron engañados por sus defensores, quienes se quedaron con más de medio millón de dólares, según los denunciantes.

La industria del juicio laboral no solo desvela a los trabajadores forestales beneficiados por la Justicia (y luego afectados por sus defensores), sino también a los empresarios de diversos rubros.

Daniel Álvez fue demandado por una señora que cuidó a su madre 11 meses. La demandante, representada por Ramos, exige a Álvez $ 1 millón 400 mil. El modus operandi es, según Álvez, el mismo que utiliza en los juicios contra las forestales: no hacenlugar para la conciliación entre las partes y exige montos millonarios.

Ernesto Ripoll, representante de Acodike en Rivera, fue demandado por no pagarle horas extras a un trabajador durante cuatro años por $ 2 millones. Ripoll asegura que Ramos “le compró la demanda” a su demandante, esto es, acordó quedarse con más de la mitad del dinero recaudado en el juicio.

Cuestión de ética
Los trece trabajadores de la forestal que entableron demandas contra sus defensores los acusan de haberles ocultado cuánto dinero ganaron en los juicios.

Uno de los integrantes del directorio del Colegio de Abogados del Uruguay (CAU) dijo a El Observador que “si el cliente quiere saber cuánto ganó (en el juicio), es imposible (que el abogado pueda) ocultarlo de buena fe, porque alcanza con que el cliente vaya al juzgado a ver la sentencia”. Ni Ramos ni Batista integran el Colegio de Abogados de Uruguay (CAU).

“Si el cliente ganó $100.000 y me pregunta ‘cuánto ganamos, doctor’, si yo le digo $30.000, estoy mintiendo; y la mentira puede ser parte de una conducta delictiva”, explicó la fuente, que prefirió mantener el anonimato y no opinar sobre el caso particular.

El miembro del directorio del CAU destacó, de todas maneras, que cobrar el 75% de lo ganado en el juicio (como denuncian los trabajadores que hicieron los abogados) “éticamente está mal”, aunque ello no implique necesariamente delito.

Los juicios fueron iniciados en 2004, aunque los trabajadores -y los abogados- comenzaron a cobrar el dinero seis años después. Hoy hay otros juicios en cursos similares contra las forestales.
“El arancel es guía, no es obligatorio”
Algunos trabajadores denuncian que sus abogados cobraron hasta el 75% del dinero ganado en los juicios. El estatuto del Colegio de Abogados de Uruguay establece que el monto máximo que pueden cobrar los profesionales es de 50%. “El arancel no es obligatorio, sino que es un precio de referencia, una guía”, destacó, en referencia a que los abogados por ley pueden cobrar más del 50% de lo obtenido en el juicio por sus clientes, aunque sea “una falta ética”.

Exportó cigarros, pide protección a presidente Mujica, El empresario uruguayo Gustavo Maeso le presentó una carta al presidente José Mujica, en la que le pide la protección del gobierno tras sostener que fue estafado por el gobierno de Venezuela, país al que quiso exportar cigarros que fueron en su mayoría incautados.

Maeso dice que su solicitud se ampara en la Constitución, pues fue vulnerado en su derecho de propiedad, honor, seguridad y trabajo. El empresario le pide al mandatario que retenga el pago de Ancap a Pdvsa, a cuenta del monto millonario que se le adeuda y que intervenga para una solución.

En la nota, Maeso sostiene que invirtió en Venezuela luego de un cuidadoso estudio del “Acuerdo para la Promoción y Protección Reciproca de Inversiones” con ese país y que su inversión consistió en exportar y distribuir directamente cigarros en Venezuela de dos marcas uruguayas.

Señala que el gobierno venezolano permitió que comience su emprendimiento para luego, “por intereses particulares y funcionarios del gobierno corruptos”, interceptar su inversión, “estafándome como inversor y perjurándome como persona”. Acota que se utilizó para perjudicar su emprendimiento comercial a “organismos estatales del gobierno bolivariano” como el Seniat (la DGI de Venezuela).

Maeso señala que todas las actuaciones que realizó para recuperar la mercadería que se le incautó no tuvieron respuesta y que el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) no es un mecanismo efectivo, porque sus fallos no son reconocidos por Venezuela.

El empresario es muy crítico del gobierno de Hugo Chávez, del que sostiene no respeta sus leyes, y afirma que el Estado uruguayo podría terminar siendo responsable por el incumplimiento de acuerdos bilaterales.

Un contador público uruguayo, en base a la información que dio Maeso, realizó un informe preliminar sobre el cálculo del lucro cesante al empresario. El total de la inversión realizada, incluyendo tres contenedores de cigarros, vehículos, campaña publicitaria, despido de personal e instalación de oficinas y depósito, fue de US$ 2.725.000.

Calculando que exportara 12 contenedores de cigarros mensuales de Venezuela durante 15 años, la estimación del lucro cesante asciende a US$ 3.250.800.000.

Segun Eugenio Gambetta Gabin El producto estrella, la soja, debido al aumento del precio internacional, alcanzó ventas del entorno de los US$69 millones.Soja, carne bovina, madera en bruto y arroz fueron los principales productos de Uruguay comercializados con el exterior, según informó este viernes la Presidencia en su pagina web, en base a un estudio de Instituto de Promoción de Inversiones y Exportaciones de Uruguay XXII sobre las solicitudes de exportación que fueron por US$439 millones, un aumento de 16% en comparación a igual período del año anterior. Un 31% del total se colocó en países de la región.

El producto estrella, la soja, debido al aumento del precio internacional, alcanzó ventas del entorno de los US$69 millones, según Uruguay XXI.

Muro
0

inShare
La carne bovina fue el segundo producto de exportación medido en valor y en volumen.

La madera en bruto fue el tercer producto más destacado del ranking con exportaciones que alcanzaron los US$19 millones.

El arroz también registró un desempeño al alza, que se explica por un aumento de las ventas a Perú y Brasil que es uno de los “principales países compradores de granos uruguayos”.

Técnicamente es un contrato celebrado por escritura pública en el que,una persona, que es el fiduciante, transmite la propiedad fiduciaria de bienes determinados a otro fiduciario, quien se obliga a ejercerla en beneficio de quien se designe beneficiario, y a transmitirlo al cumplimiento de un plazo o condición al fiduciante, beneficiario o fideicomisario. Este instrumento se adapta perfectamente a un emprendiendo inmobiliario con fondos de terceros.
Los inversores son los fiduciantes, que se obligan a aportar la totalidad de los fondos necesarios para comprar el terreno y para hacer frente a todos los costos que demande la obra.
El fiduciario es quien recibe el dominio de los fondos para adquirir el inmueble, inscribirlo a su nombre en forma temporal y condicionada, en los términos del artículo del Código Civil y disposiciones de la ley y llevar adelante el emprendimiento según las pautas fijadas en el anteproyecto. Una vez finalizadas las obras proyectadas y afectado el inmueble al Régimen de Propiedad Horizontal o al de Loteo, transmitirá a los beneficiarios el dominio de las unidades que a cada uno le corresponda.

Desde idealista.com

La venta de viviendas de segunda mano en estados unidos creció más de lo previsto en septiembre, en un signo de que los menores costes crediticios están ayudando a estabilizar el sector inmobiliario. las ventas crecieron un 10%, hasta una tasa anualizada de 4,53 millones de viviendas, frente a las 4,12 millones de unidades del mes pasado, según national association of realtors (nar).

La cifra supera las expectativas, ya que los economistas estimaban que ascenderían a 4,30 millones, según bloomberg news. el precio medio por vivienda descendió un 2,4% respecto al mismo nivel del pasado año, hasta 171.700 dólares (122.650 euros). a los actuales ritmos de ventas, estados unidos tiene un stock equivalente a 10,7 meses, frente a los 12 meses de agosto. el nivel adecuado sería entre ocho y nueve meses, según nar.

Las ventas de viviendas en proceso de ejecución hipotecaria fueron el 35% del total.

Vía  idealista.com.

Publicado aquí por Eugenio Gambetta Gabin